Archivos por Etiqueta: Inteligencia emocional

La Inteligencia Emocional, La Inteligencia Social y los Directivos

2 feb

‘La inteligencia emocional es dos veces más importante que las destrezas técnicas o el coeficiente intelectual para determinar el desempeño de la alta gerencia’.

Daniel Goleman (Harvard Business Review)

Mi idea para este post es continuar con el tema de la Inteligencia Emocional, abierto en esta entrada, pero ahora enfocada en los altos mandos de las empresas o instituciones. Investigando y leyendo me llamaron especialmente la atención dos puntos:

1) Encontré algunos ejemplos donde se ratifica que la Inteligencia Emocional en los directivos es una característica necesaria par lograr el éxito, algunos ejemplos de esto:

  • Un estudio de directivos en tres continentes demostró que el 74% de los directivos exitosos tenían como característica más sobresaliente su inteligencia emocional (texto citado en el Libro Desarrollo de Habilidades Directivas por David Whetten).
  • Un estudio en PepsiCo halló que las unidades de la compañía encabezadas por personas con “un don de gente” (característica de la inteligencia emocional) bien desarrollado sobrepasaron las metas de ingresos anuales de un 15 a un 20 por ciento. (texto citado en el Libro Desarrollo de Habilidades Directivas por David Whetten).
  • Desde 1992, American Express Financial Advisors, con sede en Minneapolis, tiene en marcha un programa de entrenamiento en ‘Competencia Emocional’ para gerentes. Una de las metas es ayudarlos a convertirse en “asistentes emocionales” de las personas que dependen de ellos. Un estudio reciente determinó que los gerentes entrenados en esas habilidades hicieron crecer sus empresas a un promedio del 18,1 por ciento, comparado con el 16,2 por ciento de gerentes que no fueron capacitados. Esto significa un estimado de U$S 247 millones en incremento de los ingresos durante los 15 meses del período estudiado.

2) Me encontré con la existencia de un término bastante novedoso, éste es el de “Inteligencia Social”, siendo este el título de su libro continuación de “Inteligencia Emocional”. A continuación adjunto un vídeo donde el creador de éste explica su definición y argumenta la necesidad de fomentarlo en el personal directivo.

Para finalizar lo que me interesa destacar del vídeo es lo siguiente:

  • La inteligencia emocional y la inteligencia social son términos distintos, pero igualmente importantes.
    • La inteligencia emocional está relacionado con el desarrollo individual de cada persona, el autoconocimiento, la automotivación y la disciplina;
    • La inteligencia social se refiere al saber motivar, influir y desarrollar en los demás, alentar a crecer, a inspirar, para esto es necesario que la persona cuente con niveles de empatía y habilidades de interacción.
  • Para que una persona pueda adoptar un grado de Inteligencia Social adecuado, primeramente debe estar seguro qué desea cambiar.
  • La inteligencia social puede aplicarse y reforzarse en cualquier tipo de empresa.
  • Actualmente hay muchas empresas que utilizan la inteligencia social como parte del plan estratégico para mejorar la productividad de sus negocios.
  • Daniel Goleman comenta que uno de los planes de acción es hacerlo mediante el empoderamiento de las funciones de Recursos Humanos, por ejemplo contratando personal con habilidades de inteligencia emocional desarrolladas y promover y desarrollar individual y colectivamente la inteligencia social.
  • Uno de los signos que te permitirá saber si una persona cuenta con Inteligencia social es el Rapport (término utilizado para describir una relación empática o química que pueden sentir dos personas).

La Inteligencia Emocional en los Negocios

9 ene

Unos de los temas que más disfruto leer y que intento aplicar a mi vida diaria tanto a nivel personal como profesional, es el de la Inteligencia Emocional. Este término surgió en 1995 cuando Daniel Goleman publicó su libro “Emotional Intelligence“. La Inteligencia Emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos.

En su libro el comenta que la Inteligencia Emocional está compuesta por cinco capacidades:

  • conocer las emociones y sentimientos propios
  • manejarlos
  • reconocerlos
  • crear la propia motivación
  • gestionar las relaciones

Ahora, ¿cómo podemos ser conscientes si tenemos un nivel adecuado de Inteligencia Emocional? Lo más importante es que hagamos un test de autoconocimiento, para hacer esto es importante que:

a)      valoremos como nuestro estado de ánimo influye en nuestro comportamiento

b)      seamos conscientes de nuestras inseguridades, y puntos de mejora

c)       conozcamos nuestros puntos fuertes

d)      identifiquemos nuestro grado de autoestima

Haciendo todo esto conoceremos en que estamos fallando y en qué aspectos estamos siendo inteligentes emocionalmente (en futuros posts entraré más en detalle para explicar como hacerlo).

A nivel laboral es importantísimo que las empresas implementen y promuevan la Inteligencia Emocional en cada uno de sus trabajadores:

  • en aquellos quienes están en contacto directo con clientes, para que puedan ser capaces de reconocer las necesidades de éstos y por ende darles un mejor servicio;
  • a los managers o gerentes para que puedan persuadir a sus trabajadores y entenderlos mejor,
  • a los técnicos para que puedan aprender a autocontrolarse en las diferentes situaciones que puedan surgir diariamente y por lo tanto ser más productivos.

Personalmente, cómo técnico en RRHH considero que la Inteligencia Emocional me da la posibilidad de conocer mejor a las personas. Por ejemplo, en las entrevistas intento poner en práctica este aspecto, con el fin de analizar la manera en que las personas reaccionan ante diferentes situaciones, así puedo saber si son sujetos empáticos, asertivos, frívolos, si poseen un mecanismo de autocontrol, la manera en cómo controlan los impulsos y si son personas más racionales que emocionales o viceversa (la herramienta que utilizo para esto es la Entrevista por Competencias).

En conclusión, considero que definitivamente la Inteligencia Emocional en las empresas es un factor determinante para alcanzar el éxito, porque entre más empleados emocionalmente Inteligentes tengas, mejores resultados tendrás.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.